Bares y Restaurantes

El Don Carlos, rinde homenaje al maestro Giuseppe Verdi que permaneció en el Grand Hotel et de Milan por más de veinte años. En un marco íntimo y refinado, recreado por pinturas, bocetos y escenografías procedentes del museo del Teatro alla Scala, el Don Carlos propone una cocina italiana a la luz de los antiguos candiles de plata.
El Caruso, con su placentero “jardín d’hiver”, ofrece una cocina que reinterpreta platos de la tradición milanesa en clave contemporánea. Al interior de la deliciosa terraza, hundida entre las plantas de la placita, los muebles del pasado “conviven” con elementos contemporáneos creando una atmósfera sin tiempo que recuerda la de los bistrots parisinos.
Una sala discreta, aislada y refinada en el corazón de milán. Ideal para un té , un aperitivo, una comida o una cena, se vuelve, con su american bar, un lugar ideal después del teatro, abierto hasta entrada la noche.